A los Docentes, Directores y Directoras de Establecimientos Educacionales de Chile – Carta Abierta Alto al SIMCE

Estimados Colegas, Directores y Directoras:

Considerado la discusión instalada sobre la influencia que ha ejercido la aplicación de mediciones estandarizadas en el sistema escolar chileno, como directores y directoras compartimos esta reflexión sobre el SIMCE y las recientes acciones de estudiantes, apoderados y profesores en rechazo a este instrumento.

El SIMCE ha permanecido 27 años midiendo el sistema escolar con el pretexto de ayudar a mejorar la educación escolar de Chile. Sabemos que para nosotros, los directores y directoras, existen fuertes  presiones a favor de rendir el SIMCE desde sostenedores, administraciones municipales, el Mineduc, y a veces de nuestros propios apoderados. Estas presiones desconocen muchas veces la multiplicidad de factores que inciden en el trabajo cotidiano por mejorar el quehacer educativo de nuestros establecimientos.

Una de las nefastas consecuencias de la medición SIMCE es que incide directamente en el financiamiento de nuestras instituciones. Es conocida ya la precarización en que está la educación municipal en Chile. El SIMCE, al hacernos competir mediante un modelo de subvenciones por fondos que de todos modos no alcanzan para gestionar efectivamente nuestras escuelas, profundiza este problemática en vez de solucionarla.

Sabemos que algunos colegas consideran que los resultados del SIMCE reflejan la calidad de su trabajo. Entendemos que ello es producto de que no hay otras formas de reconocimiento a todo el trabajo que hacemos en nuestras escuelas. A veces los padres y madres llegan a nuestras escuelas para postular a sus hijos y  preguntan por esta prueba, o nuestros mismos apoderados manifiestan desconfianza frente a resultados no satisfactorios o esperados. Esa presión se siente viva, y es injusta porque en ella radica  la base de la segregación.

Pero el SIMCE es una arma de doble filo, pues su carácter estandarizado hace posible que cualquier año los resultados bajen o suban, lo que nos hace pensar que hacemos un mal o buen trabajo. Colegas, ¿realmente esta medición refleja todo lo que ustedes hacen? Nosotros estamos convencidos que no. El sistema está construído de tal forma que cuando el puntaje de una escuela sube, necesariamente el de otra debe bajar. El SIMCE nos transforma asi en ganadores y perdedores, obligandonos a correr tras un puntaje y contradiciendo nuestros valores y liderazgo pedagógico.

Sin embargo, nosotros les escribimos esta carta para recordarles algo que seguro muchos de ustedes ya saben:el financiamiento de sus escuelas no debiera depender de un instrumento que busca comparar colegios como si fueran bienes que se transan en el mercado.

El trabajo de la educación va mucho más allá de lo que es posible medir mediante una prueba estandarizada de lápiz y papel. El trabajo de las y los docentes que lideramos es un trabajo en equipo, que depende de muchos factores y que no se puede aislar del contexto en el que están, de los niños con los que trabajan y de los recursos que se tienen.

No podemos seguir con un sistema que no reconoce el trabajo que realizamos los directores y directoras, quienes somos los profesionales responsables y a quienes esta medición silencia. Nosotros reflexionamos constantemente sobre nuestro trabajo.  Lo que necesitamos son más espacios para fortalecer lo que realizamos, en vez de vernos obligados a orientar nuestro trabajo y el de nuestros profesores a la preparación de alumnos para el SIMCE, una pérdida de tiempo y un sinsentido para las escuelas. Somos profesionales, pedagogos, y somos quienes más cerca tenemos a nuestros estudiantes para saber sus necesidades. El SIMCE simplemente desprecia nuestra labor y se la entrega a quienes creen poder controlarla desde oficinas gerenciales y burocráticas.

Por todo lo anterior es que les invitamos a interpretar las acciones de profesores y estudiantes que se han manifestado contra el SIMCE como un indicador de que ustedes están haciendo un buen trabajo, porque lo que esos estudiantes y profesores les están diciendo es que lo importante no es lo que mide el SIMCE, sino que la labor que como directores realizan día a día por construir una mejor educación en Chile.

Al criticar al SIMCE, docentes, apoderados y estudiantes buscan que la escuela sea un espacio valioso, y se arriesgan a levantar su voz porque buscan salvar nuestro trabajo, el que toda la comunidad hace en función del bienestar de los estudiantes y la comunidad educativa. No confundamos a los responsables del daño que el SIMCE ocasiona. Los responsables no son quienes resisten el SIMCE, son quienes han puesto al SIMCE como reemplazo a nuestra profesión.  Por eso, no criminalicen a los estudiantes y profesores por oponerse al SIMCE;  no amenacen a sus estudiantes con expulsión y a los profesores con despido. La presión por el SIMCE es grande pero no podemos caer en este tipo de prácticas Únanse a decir con sus estudiantes y docentes ¡Alto al SIMCE!

Estimados colegas directores y directoras, les reiteramos nuestra invitación a abrir el debate, a tomar postura y a valorar el trabajo educativo diario como un proceso complejo que va mucho más allá de resultados sujetos a la política gerencial instalada en nuestro sistema educativo chileno. Queremos velar por la mejora continua de los aprendizajes, generar pensamiento crítico en nuestros estudiantes y vincular a nuestra comunidad educativa en la gestión de nuestros proyectos educativos.

La resistencia valiente de miles de estudiantes, apoderados y profesores, debemos saludarla y enorgullecernos, pues estamos en el camino de construir una nueva educación para todos. Debemos evitar acciones que agobien a los colegas docentes y a nuestros estudiantes, ya que ellos  están simplemente afirmando su valor profesional y su derecho a educarse. Queremos sumar voluntades para hacer de la educación un derecho, un espacio de inclusión que sirva al desarrollo de Chile. Todos somos necesarios en ese propósito.

Firman

 

Nombre Cargo Establecimiento Comuna
Ana María Varela Venegas Director Cied F 526 Concepcion
Andrea Lira Ex Directora Colegio Barrie Montessori Teachers College, Columbia University La Reina
Cristián Olivares Cariaga Director(s) Esther Hunneus de Claro Concepción
Felipe  Ramirez Valdés Director Liceo Jose Manuel Balmaceda Concepción
Jorge Pavez Urrutia Director Liceo Polivalente Mercedes Martín del Solar N 5 Macul
Juan  Colil Director Colegio Raimapu La Florida
María  Henríquez Directora Liceo Experimental Concepción Concepción
Mario Díaz Villegas Director Liceo Técnico de Valparaíso Valparaíso
Silvana Sáez Valladares Directora Escuela Dr Ernesto Quirós Valparaiso

Si usted es docente o directivo escolar y desea suscribir esta carta, por favor complete los datos en el siguiente formulario